CONVERTIR UNA IDEA EN UN PROTOTIPO 3D

Como ya mencioné en el post anterior, las ideas son imágenes abstractas que representan nuestros pensamientos. Representaciones que viven en nuestra cabeza pululando como algo etéreo.

A algunas, no les prestamos atención; otras, pasamos toda la vida divagando sobre ellas; y otras, queremos materializarlas para comprobar si realmente son posibles.

Para que una idea empiece a materializarse y poder saber si es una buena idea o no, lo mejor que se puede hacer es testearla y ver si cumple nuestras expectativas.

Según la metodología Lean Startup el fracaso empresarial se reduce si fallamos pronto, barato y rápido.

Pero la mayoría de las grandes ideas, no son baratas. Si son innovadoras, lo más seguro es que necesiten ajustes antes de llegar a su punto óptimo, o que ni tan siquiera lleguen a funcionar. Y ¿cómo hacer entonces, para fallar pronto y rápido?

El modelado 3D nos permite dar forma a esa imagenabstracta que surge en nuestra cabeza de manera virtual. Una vez que la idea toma forma, se pueden hacer ajustes,modificaciones y cambios de manera virtual.

Si pensamos en lo que nos costaría, tanto en materiales como en tiempo, hacerlo en la vida real, supone una forma más sencilla, rápida y económica de visualizar nuestros pensamientos.

Tengo un modelo 3D, puedo modificarlo, puedo comprobar que se ajusta a lo que yo había ideado, pero además, puedo mostrarlo, compartir mi idea, y enviarla.

Para explicarlo de una manera más visual, os comparto un ejemplo.

María ha desarrollado un perfume y quiere para el diseño del frasco algo llamativo y exótico, que capte la atención de los compradores y que tenga relación con el perfume y su esencia.

A María siempre le ha gustado una figurita de madera que le trajo una amiga de un viaje y que “atrae el amor”. Se pregunta si sería posible utilizarla de modelo para el diseño de su perfume. En su cabeza, es buena idea, pero ¿es posible?

¡Vamos a ayudar a María con sus dudas!

Boceto para plantear la idea.
Boceto para plantear la idea.

Primero, escaneamos la figura para obtener una réplica en 3D que nos sirva de base para la tarea de diseño. Si no existiese la figura, podríamos modelarla de cero guiados por un diseño o descripción. También, en vez de el escáner, se podría utilizar la técnica de la fotogrametría, pero de eso ya hablaremos en otro post.

Comparación de la pieza original con el modelo escaneado.
Comparación de la pieza original con el modelo escaneado.

Una vez que tenemos la réplica en 3D, debemosoptimizarla según el tipo de trabajo que vayamos a hacer con ella. En estecaso, hemos creado otro modelo con una geometría más simple que hace que elmodelo pese menos y sea más fácil de manejar.

Luego, dividimos la figura en dos, la cabeza será el tapón, y el cuerpo el lugar en el que alojaremos el frasco.

retopología modelo 3d escaneado
Retopología modelo 3d escaneado

Como tenemos varias posibilidades en cuanto a las dimensiones del vaporizador, vamos a crear diferentes diseños en función de éstas, para decidir cuál nos gusta más.

Podemos cambiar las dimensiones de nuestra figura, modificar sólo ciertas partes, o colocar el frasco en diferentes posiciones. Cualquier cosa que se nos pase por la cabeza y que nos ayude a descartar posibilidades o decantarnos por una de ellas.

Diferentes opciones de tamaño y diseño de los prototipos.
Diferentes opciones de tamaño y diseño de los prototipos.

El siguiente paso es  elegir los materiales de producción.

Gracias a simulaciones y efectos de iluminación podemos recrear materiales más o menos realistas que nos ayuden a visualizar y determinar el acabado o aspecto de nuestro producto.

Prototipo acabado madera

Prototipo 3D acabado madera
Prototipo 3D acabado madera
Prototipo 3D acabado madera sin tapón o cabeza.
Prototipo 3D acabado madera sin tapón o cabeza.
Prototipo 3D acabado madera con el vaporizador extraído
Prototipo 3D acabado madera con el vaporizador extraído.
Prototipo 3D acabado madera con el vaporizador extraído desde una vista diferente.
Prototipo 3D acabado madera con el vaporizador extraído desde una vista diferente.

Prototipo acabado cerámico

Prototipo 3Dacabado cerámico
Prototipo 3Dacabado cerámico
Prototipo 3D acabado cerámico sin tapón o cabeza.
Prototipo 3D acabado cerámico sin tapón o cabeza.
Prototipo 3D acabado cerámico con el vaporizador extraído.
Prototipo 3D acabado cerámico con el vaporizador extraído.
Prototipo 3D acabado cerámico con el vaporizador extraído desde una vista diferente.
Prototipo 3D acabado cerámico con el vaporizador extraído desde una vista diferente.

Prototipo acabado metal

Prototipo 3D acabado acero.
Prototipo 3D acabado acero.
Prototipo 3D acabado metálico sin tapón o cabeza.
Prototipo 3D acabado metálico sin tapón o cabeza.
Prototipo 3D acabado metálico con el vaporizador extraído.
Prototipo 3D acabado metálico con el vaporizador extraído.
Prototipo 3D acabado cerámico con el vaporizador extraído desde una vista diferente.

Podríamos quedarnos sólo con las diferentes vistas de nuestros prototipos, y con las decisiones tomadas, para llevarlo a producción. Pero si queremos recrear su funcionamiento, podríamos animar los objetos para que se muevan.

Y si necesitásemos convencer a un inversor, por ejemplo, crear una infografía 3d para compartir la información de forma estática, o una presentación interactiva. 

Generar un prototipo virtual es una primera fase, pero luego podemos darle usos o salidas diferentes segun nuestras necesidades.

E incluso, podríamos obtener un prototipo físico gracias a la impresión 3D, pero eso lo dejamos para la segunda parte de este post.

Espero que os haya gustado el ejemplo y que os animéis a testear vuestras ideas de una manera virtual, sencilla y rápida.

3 respuesta a “CONVERTIR UNA IDEA EN UN PROTOTIPO 3D”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *