DESCUBRE CÓMO EL 3D PUEDE AYUDARTE EN EL DISEÑO DE PACKAGING

Cuando hablamos de packaging solemos referirnos al embalaje, envase, envoltorio o etiquetado de un producto para su venta. Además de proteger o guardar el producto, también transmite cierta información al consumidor.

Sin embargo, en la actualidad, es una carta de presentación que debemos jugar a nuestro favor para potenciar la imagen de marca y atraer la atención del consumidor.

Ante la gran cantidad de productos disponibles en el mercado, está claro, que el diseño de nuestro packaging es una de las principales características para diferenciarnos de nuestros competidores. Una herramienta esencial para impulsar las ventas y conseguir posicionarnos en un mercado tan competitivo.

En el caso del ecommerce, cobra todavía más importancia, ya que se trata de una compra a distancia en la que el cliente tiene que guiarse por lo que ve, lo que le sorprende y le agrada a la vista. Por eso, debemos captar su atención y causar buena impresión a través del packaging.

Además de asegurarnos, de que nuestros productos viajen en las condiciones adecuadas para que lleguen en buen estado hasta su destinatario.

Pero para conseguir nuestros objetivos y que el packaging sea una herramienta efectiva de marketing, debemos dedicarle tiempo y realizar un estudio en profundidad de los requisitos que debe reunir.

Las soluciones 3D nos ayudan a visualizar el resultado final, a realizar modificaciones o testear el diseño de nuestro packaging de una manera más directa, sencilla y económica, evitando los frecuentes errores o cambios que observamos tras su fabricación.

Cada producto es un mundo, y los aspectos que has de tener en cuenta a la hora de determinar la idoneidad de un packaging para un producto específico son diversos, pero a continuación, te muestro diferentes soluciones y herramientas de 3D que te facilitarán esta tarea.

1. Prototipar nuestro diseño.

Por mucho tiempo y energía que le dediquemos a la tarea de diseñar un packaging para nuestros productos que se ajuste a todos los requisitos que le pedimos, siempre tendremos que verificar que nuestras ideas han sido buenas y funcionan.

Para comprobar su ideonidad o considerar ciertas mejoras o modificaciones, podemos optar por crear un prototipo físico. Pero las ventajas de decantarnos por un prototipo virtual son palpables en cuanto a inmediatez y coste.

Dos tareas que nos van a faciltar el proceso de manera indiscutible, son la de valorar diferentes opciones de embalaje, y la de visualizar diseños 2D sobre un objeto volumétrico. Tanto una como otra, harán que el resultado final sea más tangible y comprensible para cualquiera.

Barajar diferentes opciones de embalaje.

En el afán de querer diferenciarnos, de ser originales, nos surgen numerosas dudas ante el amplio abanico de posibilidades. Decantarnos por una de ellas, en muchas ocasiones, nos genera demasiada presión al sentirnos inseguros de lo acertado de nuestra decisión.

A la hora de elegir una forma, tamaño, tipología o material, tendemos a pedirle a nuestros envases que no sean meros contenedores, sino que cumplan diferentes requisistos como que sean reutilizables, sostenibles, económicos, biodegradables, etc. Para ello, realizar prototipos con diferentes recipientes en los que visualizar nuestro producto, nuestra marca o etiquetas, nos ayuda a ver pros y contras, y saber cuál se ajusta más a nuestra idea.

De hacerlo en la vida real, deberíamos adquirir o encargar esos recipientes para poder realizar las distintas pruebas.

Si son genéricos y queremos personalizarnos nosotros mismos, seguramente, tendremos que adquirir un gran volumen. Además de tener que imprimir las diferentes etiquetas adaptadas a cada envase.

Una perdida de recursos ya que vamos a gastar dinero en envases que no vamos a utilizar o que acabaremos por descartar.

Si queremos encargar algo personalizado, al tratarse de un único envase o muy pocos, el precio de fabricación será demasiado elevado comparado con el de hacerlo en grandes tiradas. Y en muchas industrias, ni siquiera nos ofrecen la posibilidad de adquirir cantidades reducidas, siendo el número mínimo de unidades exagerado para lo que necesitamos y un sin sentido.

Para que podáis ver las ventajas y posibilidades de prototipar en 3D os muestro este ejemplo.

En este caso, se trataba de diseñar unos recipientes para unas mermeladas. Atendiendo a las indicaciones del cliente, se le mostró tres opciones para barajar diferentes posibilidades y decidir qué característica tenía más peso en la decisión final.

Prototipo 3D para packaging frasco de cristal estilo casero.
Opción 1. Frasco de cristal estilo casero artesanal.
Prototipo 3D para packaging tarro hermético de plástico estilo artesanal modernizado.
Opción 2. Tarro hermético de plástico estilo artesanal modernizado.
Prototipo 3D para packaging tarrina de plástico desechable estilo industrial.
Opción 3. Tarrina de plástico desechable estilo industrial.

Visualizar un diseño 2D sobre un objeto volumétrico.

Cuando diseñamos un embalaje o envase, además de la forma, tipo de recipiente o contenedor, la principal característica son los gráficos que lo personalizan y añaden la información que queremos transmitir a nuestros clientes.

Etiquetas, ilustraciones, textos y composiciones en 2D, que muchas veces, nos cuesta imaginar sobre un objeto volumétrico.

Crear un prototipo 3D nos ayuda tanto a visualizar el resultado antes de meternos en producción, como a realizar los cambios que deseemos hasta llegar al diseño deseado.

Podemos estudiar o experimentar con la situación de los diferentes elementos, con su tamaño, color, forma y ver cómo se adaptan al envase elegido.

Lo ideal sería contar con un diseñador que realice los cambios o diferentes opciones según nuestras directrices, si no queremos dedicarle tiempo a esa tarea o no nos vemos cualificados.

Pero si eres una persona creativa o sabes de diseño, también puedes utilizar alguno de los numerosos softwares de diseño especializados en este tipo de tareas.

Comparto este ejemplo de un software para que podáis ver lo sencillo y fácil de usar que resulta aunque no tengas conocimientos de 3D y las posibilidades que ofrece.

Software para proyectar gráficos sobre envases.

2. Mostrar o compartir tu prototipo de packaging.

Tanto si te dedicas a diseñar packaging y necesitas mostrar tu idea a tus clientes, como si quieres mostrar tu producto a inversores, distribuidores o clientes, necesitarás un apoyo visual para convencerles de sus virtudes y características, antes de comenzar con la producción.

Una vez que tenemos nuestro prototipo 3D, podemos darle diferentes salidas de visualización según lo que queramos mostrar o a quién nos dirijamos.

Lo más habitual y sencillo es realizar diferentes vistas de nuestro packaging para facilitar su comprensión. O elaborar infografías, en la que combinemos las vistas del prototipo con textos e imágenes para explicar o mostrar nuestra idea de una manera más directa, atractiva y comprensible.

En caso de que queramos dar movimiento a nuestros prototipos para ayudar a la comprensión de su composición o funcionalidad, podemos realizar un video con el que potenciar o destacar las cualidades que nos gustaría mostrar.

Como por ejemplo, en esta sencilla animación del packaging para una pizza en porciones.

Animación 3D de un packaging para pizzas en porciones.

A diferencia de un video en el que nosotros decidimos el discurso y sobre qué focalizar la atención del espectador, otra opción es la de realizar un modelo interactivo, en el que cada uno puede contemplar a su gusto cada detalle de nuestro diseño y de sus componentes igual que si lo tuviese delante.

Ejemplo de packaging interactivo para poder visualizar tanto el estuche como los objetos que contiene.

E incluso, podemos ver nuestros productos en el mundo real. Gracias a la Realidad Aumentada nuestro prototipo lucirá al lado de otros productos como si fuese de verdad. Esto nos ayuda a ser más conscientes de sus verdaderas dimensiones y aspecto final. Resulta tan real que no sda la sensación de que podríamos llevárnoslo a casa con tan sólo alargar la mano.

Me imagino que esto es lo que debieron de pensar en 3D Click a la hora de desarrollar esta herramienta.

Herramienta para diseño de packaging y su visualización mediante Realidad Aumentada.

3. Personalizar el diseño de tu packaging.

Quizá frente a otros sistemas de fabricación de embalajes, la impresión 3D no sea un recurso tan rentable en cuanto a tiempo y costes de producción. Pero es una alternativa interesante en cuanto a costosos moldes en los que no puedes hacer modificaciones o desechar hasta que los hayas rentabilizado.

Sin embargo, en el mundo del diseño de packaging supone una útil herramienta de personalización de partes de un envase ya que podemos hacer que se ajuste a nuestras necesidades específicas. Así como en la realización de tiradas cortas para realizar test de mercados.

También se puede acelerar ciertos procesos de fabricación, conseguir geometrías ilimitadas, y mejorar la escalabilidad, el rendimiento y reducir procesos.

Podemos crear soluciones creativas y funcionales que además de contender nuestro producto sean obras originales que se conviertan en un valor añadido de nuestro producto.

Comparto este ejemplo, que aunque no se trata del diseño de un packaging en sí, bien se le podría haber ocurrido a algún fabricante de auriculares.

Contenedor para auriculares impreso en 3D.Otra aplicación de la impresión 3D a la hora de personalizar nuestros embalajes es la de crear sellos o plantillas a partir de una imagen o diseño de manera sencilla y rápida.
Ejemplo de packaging para unos auriculares impreso en 3D.

Si queréis saber más sobre este proyecto, podéis visitar este enlace https://www.kickstarter.com/projects/249622885/the-bud-e-3d-printed-earbud-earpod-wrapping-cases

Otra aplicación de la impresión 3D a la hora de personalizar nuestros embalajes es la de crear sellos o plantillas a partir de una imagen o diseño, de manera sencilla y rápida.

Una vez que tenemos el diseño vectorizado, tan sólo tenemos que darle cierto espesor para conseguir relieve, y de ese modo, imprimir un sello con el que acuñar nuestras cajas, bolsas, etiquetas de papel y darle un toque más personalizado y artesanal.

Y darles a nuestros envases un toque artesanal de manera sencilla y cómoda como en el siguiente ejemplo.

Bolsa de papel personalizada con un sello.

Si en vez de darle espesor, cogemos un plano y le extraemos la imagen, optemos una plantilla con la que traspasar nuestro diseño mediante un spray o por estarcido.

Como véis, las posibilidades y ventajas del uso de las diferentes herramientas de 3D en el diseño de packaging son numerosas, siendo el límite lo que tu cabeza sea capaz de imaginar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *