¿CÓMO HACER DE LA REALIDAD AUMENTADA UNA POTENTE HERRAMIENTA PARA TU NEGOCIO?

La mayoría de innovaciones y tecnologías surgen para solventar una necesidad concreta. Y con el paso del tiempo, se van buscando nuevos usos o aplicaciones en otros contextos diferentes.

Tecnologías que antes estaban al alcance de unos pocos, se han democratizado gracias a que la gran mayoría llevamos un potente dispositivo en el bolsillo que nos conecta con ellas de manera rápida, sencilla y económica.

Por eso, cada vez más empresarios se animan a integrar en sus negocios herramientas que permiten a los clientes interactuar con sus servicios o productos.

Pero que sea posible hacer algo, no quiere decir, que haya que hacerlo.

Existen numerosos ejemplos de proyectos y aplicaciones en las que se ha integrado la Realidad Aumentada sin un “para qué” o una estrategia de marketing definida, simplemente, por estar a la última o por llamar la atención.

Y pasado el primer momento de asombro, se convierten en algo inútil y carente de interés. Un sin sentido en el que has desperdiciado demasiado tiempo y dinero.

Por eso, queremos hablaros de los usos y aplicaciones de la Realidad Aumentada que nos parecen más interesantes y efectivos para aplicar en tu negocio o estrategia de marketing.

Para empezar, ¿de qué hablamos cuando nos referimos a Realidad Aumentada (RA/AR)?

La esencia de la Realidad Aumentada es combinar elementos virtuales y físicos creando una visión conjunta entre lo que tenemos delante e información digital en forma de textos, gráficos, sonidos, animaciones, modelos 3D, etc.

A diferencia de la Realidad Virtual que te lleva a otro mundo, la Realidad Aumentada transforma la visión del mundo en el que estamos.

Para ello, tan sólo necesitamos una cámara que capte parte de nuestro mundo, un software o App que interprete y gestione la información tanto real como virtual, un marcador o señal que active el proceso, y una pantalla en la que visualizar el resultado.

Los campos y aplicaciones de la Realidad Aumentada son numerosos, desde el entretenimiento, formación, turismo y Patrimonio, hasta aplicaciones industriales o médicas, pero en este post nos vamos a centrar en la venta de servicios y productos.

App de Realidad Aumentada para visualizar la anatomía de un cuerpo humano.

Un error muy típico a la hora de diseñar una aplicación con RA es, simplemente, proyectar un objeto sobre el mundo real sin que realmente conlleve una relación con los elementos de la escena, o que aporte nada a ese entorno. Igual que haría un código QR, redirigiéndonos a un video o a información que podríamos consultar directamente en la web de la empresa de manera más sencilla.

El contenido aumentado debe aportar información que facilite la comprensión de lo que estamos viendo, o una experiencia enriquecedora al usuario a cerca de nuestros productos o servicios. Mejorar, de alguna manera, el mundo físico sobre el que se está superponiendo, teniendo en una única visión toda la información que necesitamos.

Por eso vamos a analizar los siguientes ejemplos y aplicaciones.

1. Visualizar una obra antes de ejecutarla.

Seguramente, la construcción y la decoración son unos de los campos en los que podemos encontrar mayor contenido de aplicaciones de RA.

Un caso muy conocido es la aplicación de IKEA para poder ver los muebles en tu hogar antes de comprarlos.

Una ayuda estupenda para personas que les cuesta imaginarse objetos en un espacio. También, si quieres hacerte una primera idea de cómo queda con el resto de los muebles que hay en tu casa. O si necesitas probar diferentes posibilidades para decantarte por una u otra.

A la hora de hacer una reforma, una gran mayoría de personas son incapaces de interpretar un plano. Incluso viendo una reconstrucción en 3D, no consiguen imaginarse el resultado hasta que ya está ejecutado.

Por eso, cada vez existen más aplicaciones en el mundo del diseño de interiores. Tanto para visualizar muebles, como para ver el resultado de una reforma o de los diferentes materiales empleados en ella. Y así, evitar costosos cambios de opinión. Además de conseguir que el cliente se sienta más seguro a la hora de tomar una decisión.

Aplicaciones de Realidad Aumentada para decorar interiores.

Incluso hay estudios de arquitectura que utilizan la RA para proyectar una edificación sobre un terreno, y ver la relación con el paisaje que la rodea.

O algo tan sencillo como probar el color de las paredes sin tener que pintar pequeños trozos o jugártela en el caso de querer innovar.

Aplicacion de Realidad Aumentada para elegir el color de las paredes.

Pero si somos creativos, podríamos pensar en aplicaciones más concretas orientadas a nuestro negocio. Por ejemplo, se me ocurre, una inmobiliaria que te permita decorar el piso antes de comprarlo o alquilarlo. Una sala de eventos en la que puedas visualizar diferentes distribuciones según el tipo de evento o el número de asistentes.

Cada uno de ellos, es un caso de uso práctico donde la Realidad Aumentada agrega un valor significativo a la experiencia. Gracias a la RA estás cambiando la imagen del estado actual de un espacio para visualizar el resultado. Y ayudas a tu cerebro a comprender medidas, volúmenes y combinaciones.

2. Probadores virtuales.

Debido al aumento de las ventas de ropa online, en el sector moda y complementos, aunque de manera bastante tímida, también están surgiendo diferentes aplicaciones.

La Realidad Aumentada es ideal para visualizarnos con aquello que queremos comprar sin tener que desplazarnos a una tienda a probar. O para evitar llevarnos sorpresas desagradables cuando por fin llega nuestra compra y no nos queda como imaginábamos.

Por ejemplo, la tediosa tarea de probar gafas. Normalmente, vas a una óptica y empiezan a mostrarte monturas y más monturas hasta saturarte. Y a lo mejor, la iluminación no es buena, no te ves bien en el espejo, o simplemente no quieres aguantar la opinión de nadie…

La mayoría de empresas de venta online de gafas te permiten probártelas pero a través de una fotografía sobre la que superponen una imagen de las gafas. Con el uso de la Realidad Aumentada puedes probártelas de manera instantánea, desde tu casa, y verte desde más ángulos que sólo el frontal.

Aplicación de Realidad Aumentada para probarte gafas.

Parecido al probador de gafas pero más a lo grande, serían los espejos inteligentes en los que puedes probarte ropa.

Una forma de aumentar las ventas online, o un servicio para ofrecer en tienda a aquellos clientes que les da pereza desvestirse, o las largas colas para ir al probador.

Probadores virtuales de ropa con Realidad Aumentada.

Y aunque todavía no se ven muchos, es una de las grandes apuestas de la Realidad Aumentada.

Incluso se puede aplicar a otros conceptos de nuestro look como el color de pelo, uñas, maquillaje, tatuajes, etc.

Aplicación de Realidad Aumentada para probar diferentes colores de tinte para el pelo

En estos ejemplos, la dificultad tecnológica es mayor porque se necesita detectar a la persona y sus movimientos.

Sin embargo, la mayoría de aplicaciones de Realidad Aumentada emplean un marcador encargado de indicar el lugar sobre el que situar el modelo 3D o la información.

De este modo, para probarte relojes, anillos, collares, etc. tan sólo tendrías que colocarte el marcador en la muñeca, dedo, cuello…

Comparto este video de una aplicación que permite probarte relojes de una empresa de Vigo que desarrolla soluciones en AR, Kendra. Para que veáis un ejemplo local, y que no parezca que la Realidad Aumentada es sólo cosa de grande empresas extranjeras.

Aplicación de Realidad Aumentada para probarse relojes.

3. Dar vida a elementos gráficos.

En el caso de los catálogos, la Realidad Aumentada ha renovado y actualizado una herramienta tradicional e imprescindible en una gran mayoría de negocios. Además de ser un elemento al que estamos acostumbrados, que podemos consultar en cualquier situación, la RA incrementa su utilidad al ofrecer a tus clientes una mayor comprensión del producto que con una simple imagen.

Recuerdo que hace unos años, al típico catálogo de juguetes que dejan en tu portal por Navidad, Toys R US le había incluido contenido con Realidad Aumentada. Gracias a una aplicación de móvil podías observar los juguetes saliendo del catálogo e incluso en movimiento. ¡Casi como tenerlos en la mano! Y sin necesidad de recorrernos los interminables pasillos de la tienda abarrotados de padres estresados, sin poder distinguir nada entre tanta variedad.

Catálogo con Realidad Aumentada para visualizar juguetes en 360.

Pero no sólo empresas como TOYSRUS pueden incluir Realidad Aumentada en sus catálogos.

En este enlace podéis ver un ejemplo de una empresa gallega, Catálogos para empresas, que ofrece entre sus servicios este tipo de catálogos.

En este caso, se trata de piezas industriales. Pero ¿qué pensaríais si os dijese que se podría hacer con una carta de un menú o con un folleto para pedir comida a domicilio? Una gran ayuda cuando no conoces el restaurante y quieres estar seguro de lo que estás pidiendo antes de que te lo sirvan. Comprobar el tamaño, la cantidad, ingredientes, y ver si se ajusta realmente a lo que queremos o a lo que describe el menú…

Cartas y folletos para ver en Realidad Aumentada alimentos.

Por otro lado, cada vez resulta más complicado vender revistas impresas ante la comodidad y versatilidad que aportan las publicaciones digitales. Con la Realidad Aumentada, se puede crear un valor añadido y ampliar la información recogida en sus páginas o dar vida a la publicidad que sustenta la publicación.

Revista con Realidad Aumentada para dar vida a imégenes 2D.

Para realizar estos ejemplos, simplemente, necesitamos un elemento físico como por ejemplo un catálogo, revista, folleto, cartel, etiqueta, caja, etc. en el que colocar un marcador. Al enfocarlo con nuestra cámara actúa como activador, y de ese modo, el cliente puede ver la información que queramos transmitir en su pantalla.

Sin olvidarnos, que toda información o experiencia con RA debe hacerse para solventar alguna necesidad de nuestros clientes o acercar nuestros servicios o productos a nuestro público objetivo.

4. Orientarse en espacios.

De igual forma que hay gente que le cuesta interpretar los planos de una reforma, también hay gente que le resulta difícil orientarse siguiendo un mapa plano.

La realidad aumentada es una ayuda esencial para visualizar información a la par que te desplazas y compruebas que realmente sigues la ruta indicada.

En sitios grandes tipo centros comerciales, festivales, ciudades que no conoces, la Realidad Aumentada sirve tanto para ayudar a la gente a orientarse como para incluir en su visión del lugar información relevante que le ayude a decidirse por una u otra dirección.

Por ejemplo, las grandes supermercados podrían mostrar el camino óptimo para dirigirnos al artículo deseado, o para recolectar todos los artículos de una lista. Y a la vez que avanzamos, destacar ofertas relevantes o aportar mayor información sobre los productos.

De igual modo, en un centro comercial podrías orientarte hacia la tienda que buscas mientras observas información u ofertas de las demás tiendas.

Aplicacion de Realidad Aumentada para orientarnos en un centro comercial.

Y en el caso de las ciudades, podría ser una aplicación desarrollada por una zona comercial, asociación de empresarios o un sector concreto. En la que pueda dirigirte a cualquier cosa que necesites mientras consultas información del lugar que te rodea.

Pero ¿por qué no hacer lo mismo en un festival o evento deportivo? Una aplicación que te lleve a tu asiento, que te guíe a los servicios, o a las salidas. En la que puedas consultar la oferta gastronómica y su ubicación.

Algo así, pero un paso más. No quedarnos sólo en visualizar la información encima de la entrada.

Aplicación de Realidad Aumentada para grandes eventos

5. Generar experiencias que atraigan y enganchen a tu marca.

La Realidad Aumentada tiene frente al video un potencial mayor para convertir a los usuarios en participantes activos de una historia.

En la actualidad, la audiencia ya no quiere ser un receptor pasivo de una historia cuando la ve en la pantalla. Quiere conectar con lo que está visualizando, vivirlo, sentirlo como real.

La Realidad Aumentada pueden crear experiencias relacionadas con el espacio en el que desenvuelves tu actividad o con tu producto. Ofreciendo un valor añadido de ocio y entretenimiento que te diferencie de tu competencia.

En este ejemplo, además de disfrutar de tu helado, puedes ver un concierto en cualquier lugar o escenario al que quieras llevarte tu helado. Una puesta de sol en la playa, unos restos arqueológicos, una terraza Chill Out… Y amplificar, de ese modo, la experiencia de placer y bienestar.

Aplicación de Realidad Aumentada con la que puedes visualizar un concierto sobre un producto.

Una agencia de rutas turísticas podría ofertar un guía virtual que además de dirigir al usuario pueda explicarle o contarle información sobre lo que está viendo.

Aplicación de Realidad Aumentada en la que una guía turística virtual te explica el recorrido.

O puedes crear una historia para entretener a tus clientes. Este ejemplo no es de Realidad Aumentada, sino, de video mapping, pero se podría recrear de igual modo. Simplemente, en vez de estar proyectado sobre el mantel, se vería a través de las pantallas de los smartphone. Una gran idea para endulzar la espera de los platos o para crear una experiencia en la que los alimentos interactúen con una historia.

Ejemplo de una historia interactiva que se podría hacer con Realidad Aumentada.

Y por último, os pongo este ejemplo, que yo definiría como quedarse a medias. Me gusta la intención de darle vida a la etiqueta, pero quizás yo hubiese hecho que el hombre saliese de la etiqueta o que fuesen apareciendo elementos en relación con la historia que está contando.

Aplicacion de Realidad Aumentada en la que la etiqueta de una botella te cuenta una historia.

Después de lo que hemos visto, se me ocurre un ejemplo. Siempre me encantó el corcho de las botellas de alvariño Martín Códax, y ¿si hicieran una aplicación con RA en la que enfocando el corcho pudiese ver a Martín Códax recitando alguno de sus poemas?

Para terminar. Os he mostrado ejemplos reales, pero seguramente, lo que más os interese sea ¿la Realidad Aumentada es algo sólo para grandes empresas, o es algo asequible para cualquier bolsillo?

Un pantalón, en principio, es una prenda para cubrir las piernas, pero no cuestan lo mismo el pantalón que puedes encontrar en un mercadillo, el que compras en una tienda de ropa de una marca de renombre, que el que te hace un sastre a medida. Son lo mismo, pero según lo que necesites y los medios de los que dispongas, optarás por una u otra opción.

Lo importante de la RA es la idea, la necesidad que solventa, y la intención. Después, la ejecución puede ser más o menos sencilla según lo que busquemos. No todos tenemos que realizar una aplicación hiperrealista, con muchísimo detalle, con numerosas opciones, en la que invertir más de lo que te va a repercutir.

Lo importante en las nuevas tecnologías no es estar a la última, tener lo más caro, preciso, innovador… Sin creatividad, sin un para qué, sin una necesidad real, al final, tecnologías muy versátiles y útiles adquieren una imagen desvirtuada que la alejan del público al considerarlas algo innecesario que tan sólo sirve para pasar el rato.

Espero que este post os haya hecho ver la Realidad Aumentada como una potente herramienta, y que os animéis a pensar de qué modo podría ser útil en vuestros negocios.